miércoles, 7 de octubre de 2015

Cruel mutilación de conjunto histórico monumental conmueve a los #camagüeyanos


 
La estatua sufrió varias fracturas en el torso y perdió la punta de la lanza que simboliza el espíritu de lucha de los cubanos. Foto: Blog https://isleos.wordpress.com de Leandro Pérez
Un lamentable suceso aconteció en la madrugada de este miércoles 7 de octubre en mi querida ciudad de los tinajones. El hecho tuvo lugar en el emblemático Parque Ignacio Agramonte y el centro del ataque fue la representación ecuestre de la estatua que simboliza La Libertad, ubicada en uno de los niveles del complejo.

Este hermoso conjunto monumental, todo un símbolo del Camaguey y de sus valores patrióticos y virtudes, fue mancillado por un individuo mentalmente trastornado: el ciudadano Pedro Pablo Rondón Tercidor, alias “El Loco”, paciente psiquiátrico de 38 años y procesado hace algún tiempo por robo con fuerza y otras fechorías menores. Como resultado de su abominable proceder, la pieza sufrió varias fracturas en el torso y perdió la punta de su lanza.


Pero lo más triste de este incidente no es únicamente el hecho como tal, sino su manipulación por parte de individuos tan socialmente alineados como el ejecutor. Aunque estamos habituados a las historias de ciencia ficción de la mal llamada disidencia en Cuba, no deja de incomodarnos la habitual mala fe de sus guiones.

Acciones similares sobre monumentos, parques, objetos de gran valor artístico, histórico o arquitectónico acontecen a lo largo y ancho de este convulso planeta. Algunos son el resultado de planificadas acciones políticas o terroristas, otros constituyen manifestaciones espontáneas o no, de personas con los más insospechados y originales móviles individuales.

Por lo general, tales eventos impactan negativamente en las comunidades a nivel regional o global, según sea el caso. Nunca faltan, por cierto, las más descabelladas ideas sobre el motivo o significado de cada incidente y es frecuente que el sensacionalismo sea su ingrediente principal, aunque los argumentos estén muy distantes de la realidad.

Según comentan algunas personas, los exiguos miembros de la UNPACU en Camagüey andan “tras la huella” de dicho personaje, muy dispuestos a “ficharlo” en sus filas, en cuanto esté dado de alta en el hospital provincial psiquiátrico de la provincia.

Mientras tanto, seguiré atento el “Paquete semanal” de quienes tratan de denigrar a toda costa y a todo costo nuestras verdades. Les invito a seguir la “serie” de las mentiras sobre lo acontecido en Camagüey a través de las Redes Sociales de Internet. Esperen también noticias de 14 y medio pies de largo que seguramente publicará la Sra. “Y”.

2 comentarios:

  1. http://www.adelante.cu/index.php/es/noticias/de-camagueey/4950-restituyen-a-su-sitio-el-monumento-danado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de la UNPCU están esperando por el loco que tumbó la estatua: quieren incorporarlo a sus filas! :)

      Eliminar

Translate this blog in any language / traducir este blog a cualquier idioma