viernes, 10 de abril de 2015

Elemental…, Yiorvis Bravo Denis quiere dinero, protagonismo

Escrito por Tuabaquey (Colaborador de este Blog)

Foto archivo del Pa$tor
De vuelta por la red de redes camino a Camagüey, veo a un viejo conocido, con un viejo discurso y con cuentos de horror y misterio de los que se hace eco el sitio ¿Hablemos Press o Hablemos Mentiras?, que para mí habla cualquier cosa, y mejor las que no son ciertas.

Y es que el impostor y “caritativo” Yiorvis Bravo Denis, “pastor” sin escuela, sin oficio, sin vocación y sin… quiere volver a ser noticia en los medios: se ha inventado que lo quieren desalojar de su casa con su familia.

Pues bien, alarmado por el empleo de la palabra “desalojo” me remití al diccionario de la RAE. En efecto, su acepción me ratificó un proceder empleado en la Cuba de ayer. Hoy, estoy seguro, eso no cabe, pues están legislados hasta para quienes violan las leyes, que es el caso de Bravo Denis, un tratamiento decoroso y humanitario.

No obstante, me di a la tarea de indagar “tan semejante injusticia”.

Veamos: El “pastor sin ovejas” o “la oveja del amo”, tiene su historia y no bonita por cierto. Resulta que este joven heredó con mucho gusto la habilidad de falsificador de documentos públicos practicada por el marido de su tía materna, Omar Pérez Ruiz, quien cumplió sanción por ello y lo invitó a radicarse en la mansión objeto del “desliz” que consistió, nada más y nada menos, en presentar ante una notaria un “título de propiedad” que sabían ya pertenecía al patrimonio del estado cubano y realizar una donación viciada al “sobrino”.

Lo anterior se corrobora en la Resolución Ministerial C-1352/09, del Ministerio de Finanzas y Precios, que en el Resuelvo primero dice: Confiscar y adjudicar a favor del Estado la vivienda de Calle Avellaneda nro. 278, entre San Esteban y San Martín en la ciudad de Camagüey. Por tanto todos los ocupantes del inmueble son declarados ilegales y tienen que abandonar el mismo.

Pero el obcecado “pastor” se negó a acatar lo dispuesto, se atrincheró, saco carteles y empezó la trama. La Dirección Provincial de la Vivienda en representación del Estado interpuso ante el Tribunal Provincial Popular un proceso civil para demostrar a quién pertenecía el inmueble, resultando que este órgano de justicia en la Sentencia 60/1013 declaró nulo el acto de donación y con lugar la demanda de la Dirección Provincial de la Vivienda, en función del Artículo 371 del Código Civil en relación con el Artículo 70 de la Ley General de la Vivienda.

Esto lo supo el falso pastor cuando asistió al proceso y lo pudo haber conocido un letrado de la defensa que él se negó a presentar o a tener de oficio. ¿Por qué esa negativa? Lo llevan de la mano… ¡Elemental Watson…!

Pero hay otros puntos que poner sobre las íes: el Estado cubano ha legislado para resolver viejos problemas de ilegalidades con las viviendas. En Noviembre de 2011, véase la fecha, se emitió el Decreto Ley 288, el cual legisla que a partir de publicarse este en la Gaceta Oficial de la República, “todo aquel que adquiera una casa por compra- venta puede legalizarla”, pero solo de esa fecha en adelante; no retroactivamente, como algún sesudo o legislador sin sesos quiere hacerle ver a Yiorvis Bravo Denis y su camarilla.

Por último quiero anticiparme: Puede que ahora aparezcan letrados, organizaciones o un Juan de los Palotes solidarizándose con el individuo; a esos les reitero que en Cuba no hay desalojo ni acoso religioso. El Estado cubano deja claras tres variantes para quienes habitan casas confiscadas a través del Decreto Ley 322, Resolución nro.1, Artículo 38- II. Te reubican en otra casa; (no aceptaste la que te asignaron) si te niegas te pueden extraer y llevarte a tu lugar de origen, lo que no te han hecho teniendo tú a dónde ir; o te pueden arrendar la casa que estás ocupando ilegalmente y tampoco estuviste de acuerdo.

No estás de acuerdo en pagar el arrendamiento, no estás de acuerdo con el impuesto que se te cobraba por el trabajo por cuenta propia. Tú y los tuyos no están de acuerdo con nada. ¡Qué casualidad que todo lo que sucede alrededor de ustedes es malo! Sin embargo permaneces en la casa junto a los tuyos disfrutando de todos los beneficios de la sociedad como el mejor de los ciudadanos; cuando tu hijo cumpla edad escolar irá gratis a la escuela; como lo hacen los sobrinos que conviven contigo y recibirán tratamiento médico como lo recibes tu; por solo mencionar dos de los tantos derechos cubanos; que es lo mismo que decir derechos humanos o Human Right Yiorvis, como gustan llamarlos allá.

¿Cuanto pagarías por el arrendamiento? Con el salario que sea capaz de devengar solo uno de los tres habitantes ilegales de esa casa que están en edad laboral y no trabajan, bastaría. Pero es más fácil disfrutar de tus celulares, tus viajes por Cuba y de la casa con el dinero que te envían…

Intégrate a la sociedad y cumple tus obligaciones ciudadanas, que eso se hace en cualquier lugar del mundo.

¿Qué por qué no aceptas nada? Otra vez, elemental…, se te acabaría el dinero, la publicidad y quizás la posibilidad de algún viajecito que paguen aquellos que no te conocen bien.

¡Cuanta confusión para quienes se quieran dejar confundir!,

1 comentario:

  1. Sr. Tuabaquey
    Veo con interés que usted toma nota del Blog Religión en Revolución. No voy a comentar sus opiniones solo le invito a que escriba un artículo ajustándose a la información que usted tenga, incluyendo documentos, fotos (no collage ofensivos) y argumentos (no ataques a la honra y reputación de alguien) para ser incluidos en el Blog. Usted puede enviar sus colaboraciones y fírmalas con su nombre y apellido(s) así como algún dato adicional. Con gusto y a tenor con la libertad de expresión en la que creemos será considerada su publicación. Gracias
    El Editor del Blog Religión en Revolución.

    ResponderEliminar

Translate this blog in any language / traducir este blog a cualquier idioma